Hay cosas realmente importantes que ocurren en la primera sesión de terapia psicológica, descúbrelas.

Hola a todos, hoy voy a grabar un vídeo sobre algo que es muy recurrente en las personas que vienen a terapia por primera vez.

Bien, algo más de la mitad de las personas que buscan ayuda psicológica online por primera vez nunca antes han ido a otro psicólogo, en torno a un 60% calculo al menos en mi caso particular. Y de esas personas pues claro no tienen ni idea de lo que se hace cuando se va a un psicólogo.

Hay otras personas que acuden a mi consulta después de haber pasado por un psicólogo, vienen por haber tenido malas experiencias, ya sea porque no les han ayudado, porque no han conseguido que vaya a mejor, e incluso a veces porque el cambio ha sido a peor.

Primera sesión de terapia psicológica
Qué pasa en la primera sesión de psicoterapia

La primera sesión psicológica sirve para …

Entonces pues aquí quiero explicar qué es lo que pasa y para qué sirve la primera sesión psicológica. Cuando uno llega al psicólogo, las primeras sesiones solo suelen consistir en ayudar a que la persona que tiene el problema se exprese.

Pues sí te expresas y me vas diciendo lo que te pasa y yo me centro en comprenderte, voy a conseguir que pasen cosas. Y es que esto parece fácil, pero es difícil, porque si no te comprendo después no llegaremos a ningún sitio.

Y es que aunque me ponga a pensar sobre tu conducta, a crear un plan sobre tu conducta, no podrá ser efectivo, y es que si resulta que no comprendo lo que te pasa todo lo que yo haga alrededor de eso no va a dar ningún resultado.

Por eso lo primero que hago es centrarme en comprenderte. Bueno entonces normalmente la persona va a hablar y yo voy a estar ahí detrás de ella, haciéndole saber que la estoy comprendiendo. Y cuando encuentre algo controvertido en lo que me ha dicho, algo que no comprenda muy bien, pues me voy a expresar más o menos con sus palabras.

En la primera sesión de terapia psicológica también se producen cambios.

Al comprenderte también vas a empezar a comprenderte tú algo mejor ya desde la primera sesión, pero ese no es el objetivo de las primeras sesiones, el objetivo es que yo te comprenda y que tú describas mejor lo que te pasa.
Esto lo digo porque después, conforme avanzan las sesiones poco a poco empezaremos a sentirnos bien con la relación que estamos creando.

Estamos creando una relación en la que puedes expresar lo que te pasa libremente, yo sobre todo me voy a centrar en ti, tú eres el consultante, tú eres mi cliente, yo trabajo para ti en todo momento. Y es que lo más importante es la relación que estamos creando, somos dos personas; yo soy un psicólogo que no puede dejar de sentir, y es por eso que siento que soy capaz de darme cuenta de lo que te pasa.

Sobre todo lo más importante para mí es centrarme en ti, porque cada emoción que estás expresando, es esa que no te deja avanzar más. Pero si yo soy capaz de describir con tus palabras eso que te está pasando, tú vas a poder pensar un poquito más, y a decidir algo más sobre qué quieres hacer, hasta darte cuenta de tu conducta.

Llegado el momento podrás darte cuenta de lo que te condiciona de una forma natural. Comprender qué está haciendo que se expresen esas emociones, de lo que hace que tu conducta se mantenga y no puedas cambiarla, de lo que hace que no seas libre para actuar ni para pensar.

Desde la primera sesión de psicoterapia el cambio se produce ahora.

Pues debes saber que lo más mínimo de todo esto es la emoción, la emoción se expresa al instante, al segundo. Cuando nos emocionamos de alguna forma no podemos darnos cuenta de exactamente qué nos pasa, pero estamos ahí, eso es una oportunidad para poder darnos cuenta, para poder cambiar. Pero no para poder cambiar de cualquier forma, sino para poder cambiar decidiendo sobre cómo quiero cambiar.

Se trata de cambiar en este mismo momento, es decir, en una terapia psicológica lo que está pasando es completamente actual, siempre estamos ahora mismo decidiendo sobre cosas que son muy importantes para mí y que no puedo hacerlas solo. Y como estoy decidiendo con la ayuda de un psicólogo, en este caso yo, voy a poder conseguirlo, el cambio conseguido suele ser duradero porque lo haces tú.

Entonces, como he dicho hasta ahora las primeras sesiones de terapia o de consulta con un psicólogo suelen ir encaminadas a la comprensión de lo que pasa, y a partir de ahí hay que tener claro que tú eres el experto y el protagonista sobre tu problema.

Tú eres el experto no yo, yo sé ayudarte siempre que te vaya comprendiendo, siempre que vaya hablando con tus palabras y que vayamos desenredando todas esas emociones que te hacen sufrir.

Pues cuando estás mal te sueles comportar de forma condicionada por tu ambiente, de una forma que te hace mal, y ahora vas a darte cuenta de cuáles son tus fortalezas, vas a darte cuenta de qué debes dejar de intentar y vas a poder estar algo mejor.

Por eso vuelvo a recalcar: Esto no se va a conseguir si durante la primera sesión de terapia yo no te comprendo.