Los problemas psicológicos que después se tratan en terapia, surgen de varias formas, os dejo un vídeo.

En el vídeo explico de que manera surgen los problemas psicológicos y como se mantienen en el tiempo. Hasta que necesitamos acudir a la consulta de un psicólogo para superarlos.

Vídeo: ¿Cómo surgen las dificultades psicológicas y cómo se mantienen?

Por qué surgen los problemas psicológicos.

Hay tres formas en las que se crean los problemas o dificultades psicológicas:

La primera ocurre por desempeñar acciones contrarias a nuestra naturaleza, que es por hacer lo que no deseamos hacer más veces de lo que podemos soportar.

La segunda forma en la que surgen las dificultades es por una acción contraria, que consiste en no reconocer lo que deseamos, en no saber lo que nos pide nuestra naturaleza.

Y la tercera y última consiste en no pensar en como se relacionan las acciones que realizamos contrarias a nuestra naturaleza con nuestros propios deseos. Es decir, por no relacionar las primeras y las segundas acciones de formación de dificultades entre sí.

Problemas psicológicos por acciones no naturales

La primera manera en la que surgen dificultades, es por acciones no naturales, esto pasa cuando no intervenimos a favor de nuestros deseos, de nuestro cuerpo o de lo que está en nuestra naturaleza. Por ejemplo cuando estamos acostumbrados a un tipo de obligación en una o varias áreas de la vida en la que tenemos que dejar de hacer lo que nuestro cuerpo nos pide, como trabajar, suele ocurrir cuando se trabaja en algo que no nos gusta. O cuando estamos cansados y tenemos que acabar algo.

También puede pasar cuando nos ponemos a ver la televisión, ya que lo hacemos por impulso, porque no tenemos nada que hacer, porque no deseamos nada o porque es fácil, y hacemos eso en vez de divagar en nuestros problemas.

En vez de actuar para nosotros, en vez de hacer lo que nuestro cuerpo naturalmente nos pide que hagamos, en vez de simplemente seguir viviendo, tenemos que hacer algo contrario a nosotros.

Por ejemplo esto también nos puede pasar cuando viene un conocido a casa, y tenemos que organizar un encuentro por compromiso, que no elegimos.

Problemas psicológicos ‌por no reconocer nuestra naturaleza

La segunda dificultad surge cuando no actuamos cuando deberíamos actuar naturalmente. Aquí no ocurre como antes, que las circunstancias o la forma en la que tenemos estructurada nuestra vida o nuestro tiempo nos obliguen de alguna manera. 

Simplemente parece que se nos ha olvidado actuar ante esos casos de una forma natural. Es fácil pensar en las veces que estamos cansados, el día ha sido agotador y no podemos dormir, hay mucha gente con insomnio, que no puede desconectar de la actividad, es difícil luchar contra no poderse dormir, normalmente seguiremos despiertos si luchamos.

Digamos que no hay que hacer nada con nuestra mente en esta segunda dificultad, como en dormirse, que pasa solo, cuando menos lo buscas, ya estás dormido.

Tengo otro ejemplo, lo que dije antes de divagar, no podemos elegir divagar, por que divagar es un acto automático, estamos sentados y de repente nos acordamos de algo que dijo mi amigo, y siguiendo ese pensamiento encuentro una forma nueva de hacer una tarta, o de arregflar el coche. Pasa igual que en el acto de dormir, no podemos ejegir cuando divagar, o cuando recordar alguna cosa, simplemente pasa.

Algo parecido pasa cuando queremos olvidar a alguien que queremos, que nos ha dejado, cuando queremos olvidar un amor. Pues tenemos presentes todas las ideas y deseos de esa relación unidas a la idea de nosotros mismos.

Bien he dicho dos formas en que surgen dificultades psicológicas, me falta una.

Los problemas psicológicos surgen por no pensar.

‌La tercera forma en la que se crean los problemas psicológicos consiste básicamente en formarse de otros problemas psicológicos.

Surgen nuevos de no relacionar entre sí los que ya tenemos. Por continuar viviendo mientras vamos amontonando todo este tipo de dificultades. Y en realidad surgen porque no los vamos relacionando entre sí.

Este proceso de relacionarlos consiste en hacernos conscientes de ellos. Es no hacer nada contra esas dificultadas y dejar que vayan surgiendo nuevas dificultades mientras se van liando entre sí.

En este último caso, la solución sería relacionar estos problemas y comprenderlos. Y para eso existe la terapia en psicología, por ejemplo.

Mantenimiento de las dificultades psicológicas.

Ahora, tenemos que entender que hace que se mantenga en el tiempo esta forma no adaptativa de vivir.

Problemas psicológicos mantenimiento

Esta que mantiene a la persona en actividades que no le gustan pero que le demandan atender y hacer una serie de cosas. En esta que le hace sentir malestar continuamente y en el largo plazo, y que al mismo tiempo no puede dejar de hacerlo, de repetir lo mismo una y otra vez.

Pues tiene que ver con la forma en que deseamos. El deseo nos instala en una forma de querer cosas y de actuar. Formas del deseo hay dos, dos básicas.

Estas son por un lado las que van desde emociones de miedo a emociones de curiosidad. Y también podemos decir que son activadas por alguna experiencia. En este caso van desde una acción que nos dio sorpresa hacia otra que nos hizo sentir compasivos.

Digamos que la sorpresa y la compasión son emociones que nos pueden ayudar a conseguir sentirnos o curiosos o miedosos. Depende de la suerte, de lo que nos pase en la vida.

Dos ejemplos psicológicos.

Si por ejemplo tenemos mala suerte, vamos a pensar que volcamos en el mar, esto fue una mala sorpresa, ahora tenemos miedo al mar y sentimos compasión por la gente que tiene que entrar al mar. Creemos que son muy desdichados, que van a sufrir.

Y ahora imaginemos lo contrario, que un día al bañarnos en el mar encontramos un tesoro, si, una cosa maravillosa, entonces esto seguramente nos genere mucha curiosidad por lo que hay en el mar y sus secretos, porque creamos que es bueno, que puede hacernos ricos.

Entonces seremos compasivos con la gente que no puede ir al mar, claro, por que pensamos en lo que se pierde esa persona, que no puede encontrar todas está cosas maravillosas que hay en el mar.

Los problemas parecen muy fijos. Y en realidad somos nosotros los fijos.

¿Cómo ayuda la terapia psicológica?

Por último, quería hablar de cómo ayuda la terapia psicológica, que es lo que hago yo. Ayuda porque se trata de un proceso de tomar de consciencia, que nos ayuda a no depender de la experiencia que tuvimos, a no depender de la suerte.

Con terapia conseguimos conocer de una forma más real, de una forma razonada y más clara. De nuestra forma única que no depende de la suerte.

Mi trabajo como psicólogo consiste en acompañar a personas en su vida, en sus experiencias, siendo siempre diferente y único.

Si queréis conocer más sobre cómo ayuda la terapia, clica justo aquí debajo.

Los problemas psicológicos se asocian con trastornos mentales, la mayoría son tratados eficazmente por psicólogos.