Muchas personas necesitan ayuda psicológica para la ansiedad, este es el más común de los problemas por los que se acude a terapia con un psicólogo.

En mi experiencia las dificultades psicológicas que surgen de esta emoción están presentes en al menos la mitad de los casos que he tratado, ya sea en conjunto con otras dificultades o aislada.

Por eso me voy a esforzar en este artículo en crear una guía fácil de leer que te ayude desde ahora mismo a luchar contra la ansiedad.

¿Por qué tenemos ansiedad?

La ansiedad es un mecanismo de defensa que tienen todas las personas, y la ayuda psicológica para la ansiedad es necesaria en muchos momentos de nuestra vida.

La ansiedad consiste en un sistema de alerta que se activa ante situaciones que consideramos amenazantes. Es un mecanismo que como he dicho se da en todas las personas sin excepción, que es adaptativo, y puede ser bueno porque mejora nuestro rendimiento y capacidad de anticiparnos a los problemas forzándonos a actuar.

La ansiedad nos sirve para movilizar nuestro cuerpo, manteniéndonos alerta y dispuestos a actuar para protegernos de riesgos y amenazas.

La ansiedad es buena porque nos anima a actuar de distintas formas, como por ejemplo a huir, atacar, decidir, gritar, y en definitiva a afrontar problemas nuevos. Actuamos de forma distinta según seamos y según evaluamos el peligro.

Puede ser que sientas ansiedad porque crees que un proyecto o deseo que tienes se ha puesto en peligro. O puede que sientas ansiedad porque no se valoran tus logros como deberían. O puede que realmente te encuentres ante un peligro físico, como cuando estás en el filo de un precipicio.

Estas formas de sentir ansiedad son muy comunes. Pues como personas que somos solemos desear lo que no tenemos, queremos conservar lo que tenemos, y especialmente queremos conservar nuestra vida.

Así pues, parece que la ansiedad por ser “normal” no requiere de ayuda psicológica para la ansiedad, ya que es un mecanismo adaptativo, es buena, útil, deseable y no representa ningún problema de salud. Pero se puede complicar, como veremos más adelante.

Breve historia de la ansiedad en nuestra especie

Seguramente hace miles y miles de años, el temor que sentíamos hacia el mundo empezó a generarnos ansiedad. En este tiempo antiguo la ansiedad nos ayudaba a adelantarnos a los futuros peligros, como por ejemplo a adelantar el encuentro con un animal peligroso, o a adelantar las guerras entre tribus.

En cambio hoy en día, los riesgos que encontramos no suelen ser físicos, y por tanto las respuestas de ansiedad muy intensas no suelen ser adaptativas.

La ansiedad que sentíamos en la antigüedad es la misma que sentimos hoy en día, pero hoy al no tratarse de peligros tan salvajes, no nos ayuda tanto. Por eso, la ansiedad genera una sobre activación, que no nos ayuda y que nos mantiene en un estado de tensión y nervios insoportable.

En ese punto, el temor y la ansiedad dejan de ser mecanismos de protección y alarma frente a un riesgo, pierden su valor adaptativo y se activan innecesariamente.

De esta forma sucede que se genera una emoción de ansiedad frente a estímulos que no son peligrosos, y pasa porque nuestra mente sí los percibe como peligrosos, y se defiende activando ese mecanismo antiguo que llamamos ansiedad.

¿Entonces por qué necesitamos ayuda psicológica para la ansiedad?, ¿Podemos vivir sin ansiedad?, ¿Y luchar contra ella?

Para saber como puedes combatir la ansiedad es indispensable identificar como actúas frente a esta emoción, que significado tiene para ti algún problema que la activa, en qué momentos sucede, y de qué forma se manifiesta en ti.

Es necesario comprenderla, aceptarla y experimentarla apropiadamente. Las personas con buena salud mental tienen un gran dominio sobre sus emociones, y entre ellas en una de las más simples y comunes, la ansiedad.

Un manejo apropiado de las emociones es imprescindible para poder disfrutar de la vida, y es muy común que por la gran cantidad de estímulos que nos acechan hoy en día también sean las causantes de nuestra incapacidad para disfrutar. Y especialmente la ansiedad es una de las emociones que más impide a un gran número de personas mantenerse en un estado de bienestar.

Quizá por eso me preguntan tantas veces: “¿cómo puedo luchar contra la ansiedad?”, y “¿puedo eliminarla completamente?”. A continuación voy a responder a estas preguntas.

La ansiedad forma parte de nuestra forma de vida, tanto como individuos como en sociedad. Esto quiere decir que surge tanto en las personas como en grupos enteros de personas, y que se contagia entre personas y entre grupos de personas.  

Así que es preciso estar listos para actuar cuando aparezca, y esto incluye saber gestionar la ansiedad. Debes saber que suele ser molesta y amenazante, que en ocasiones paraliza, y que seguramente vas a sentirla durante el resto de la vida.

Por consiguiente la ansiedad no se puede eliminar, pero si que se puede combatir, o mejor dicho, si que podemos conocernos mejor cuando sentimos ansiedad para que nos haga sufrir algo menos.

Cuando la ansiedad se convierte en un problema psicológico.

(Datos de la OMS – 2017: «Depression and Other Common Mental Disorders. Global Health Estimates»)

Según datos oficiales de la Organización Mundial de la salud el cien por cien de las personas tienen o tendrán síntomas de ansiedad durante su vida; En torno a la mitad van a desarrollar síntomas que les van a afectar de malestar psicológico. Y entre un diez y un quince por ciento van a desarrollar un trastorno de ansiedad grave.

Lo que se traduce en que unos doscientos ochenta millones de personas en el planeta tienen o tendrán trastornos de ansiedad, y necesitarán ayuda psicológica para la ansiedad.

¿Por qué es tan común este trastorno psicológico?. Intentaré explicarlo, resulta que en un nivel consciente, es decir, cuando solo hablamos de las cosas de que nos damos cuenta, los síntomas de la ansiedad se nos suelen escapar, no nos apetece conocerlos.

Pero en un nivel inconsciente, nuestra mente si está relacionando todas las experiencias y cosas que nos pasan y continuamente nos está avisando, haciendo que nos pongamos nerviosos cuando ocurre algo que cree importante.

Y esta forma de avisarnos consiste en generar en nosotros síntomas de ansiedad. Y lo que ocurre con nuestra mente inconsciente es que funciona de una forma muy primitiva. Como voy diciendo, nuestra mente actúa como si tuviéramos un león delante, pero lo que puede ocurrir realmente es muy diferente, por ejemplo, que el gesto de alguna persona te avisa (inconscientemente) de que te van a despedir.

Por lo tanto, para luchar contra la ansiedad lo más importante es conseguir pensar conscientemente todas las creencias que la mente inconsciente y primitiva asume sin pensar.

Consecuencias del sufrimiento producido por la ansiedad

Cuando el nivel de ansiedad no produce un gran sufrimiento psicológico, la persona puede desarrollarse socialmente, pero cuando el trastorno de ansiedad empeora empiezan a sufrirse formas de ansiedad social que intentan proteger a la persona del contacto con otras personas para asegurar su “supervivencia”.

Cuando esto pasa algunas personas evitan salir de casa, rechazan relacionarse socialmente, y se aíslan cada vez más.

De esta forma se va degradando su vida en familia, con los amigos y con compañeros de trabajo. Llegando incluso, en los casos más graves a sentirse incapaces de realizar las actividades más básicas, como salir a hacer la compra.

Aún más, conforme avanza el sufrimiento producido por la ansiedad es muy común que algunas preocupaciones ocupen un lugar destacado en los miedos y temores que la persona que los sufre experimenta.

Preocupaciones y sentimientos de la ansiedad

Los más comunes son miedos derivados de obsesiones, miedo a los espacios cerrados, a lo que no conocen, pavor excesivo a situaciones comunes, agobio constante, temor a sufrir enfermedades, o sentimientos de preocupación y complejos por defectos físicos excesivos.

Los sentimientos que suelen tener las personas que sufren de ansiedad suelen consistir en: Inseguridad y pérdida de la confianza en sí misma, sentimientos de inseguridad, y sentimientos derivados de creer actuar inadecuadamente.

Otra consecuencia por la que es necesaria la ayuda psicológica para la ansiedad es que las personas que padecen ansiedad son más propensas a desarrollar depresión.

La depresión y la ansiedad son formas complejas de sufrir que van muchas veces juntas. Digo esto porque son las dos formas de trastorno psicológico más extendido, y porque más de la mitad de las veces quien padece depresión también padece de ansiedad.

Otro tipo de consecuencias como el abuso de alcohol y drogas son muy comunes en personas que sufren de ansiedad y depresión.

Por estas razones la ayuda psicológica para la ansiedad es la más demandada por las personas que acuden a terapia psicológica.

Ayuda psicologica para la ansiedad
Psicólogo ayudando psicológicamente en una terapia de ansiedad

Superarnos con la ayuda psicológica para la ansiedad

Los psicólogos somos profesionales de la salud mental con rigor científico, conocemos las técnicas más efectivas para afrontar el malestar que genera la ansiedad a diferentes personas, y somos los profesionales indicados para dar ayuda psicológica para la ansiedad.

La ayuda psicológica que puede dar un psicólogo frente a la ansiedad debe ser consistente y duradera, porque ha aprendido y retiene en su experiencia todas las formas de actuar que ayudan a mitigar el sufrimiento producido por los trastornos de ansiedad. Y tiene la capacidad de ayudar a la persona que sufre mientras va consiguiendo afrontar su sufrimiento hasta que esta pueda hacerlo sola.

Por esto último, porque es necesario que el paciente consiga eliminar el sufrimiento de los episodios de ansiedad por sí mismo, es muy importante que no diagnostique como lo hace un médico.

Sino que debe actuar a favor de la mejora en la salud de su cliente desde el primer momento, haciendo posible que la persona a la que está ayudando consiga comprender lo que le está ocurriendo en el momento presente, y que tome decisiones en el momento de la terapia de forma controlada.

Esto es muy importante y resulta que pocos psicólogos cumplen con esta recomendación. Y es que si los psicólogos actúan con los trastornos del sufrimiento psicológico como si fueran enfermedades físicas, lo que consiguen es que la persona que sufre tarde más tiempo en recuperarse, o peor, que aumenten las posibilidades de que no se recupere nunca.

La eficiencia de las técnicas psicológicas, está probado que en gran parte depende del conocimiento y comprensión que el paciente tenga de ellas. Por lo tanto el psicólogo no debe decidir que técnica utilizar sin antes detallarla a su paciente, y decidir conjuntamente cuál es la más indicada para él o ella, y de qué forma usarla.

Esto es muy importante en los trastornos que requieren de ayuda psicológica para la ansiedad, por eso a continuación expongo las tres formas de expresión de la ansiedad.

La ansiedad tiene tres formas de expresarse:

Cognitiva. Lo que pensamos sobre lo que nos pasa y lo que sentimos afecta a la ansiedad que sufrimos. Por ejemplo si piensas catastróficamente puedes sentir más ansiedad ante situaciones parecidas a las que piensas.

Fisiológica. Lo que sentimos de forma física en nuestro cuerpo, como sudoración, temblor, dolor de estómago, o presión en el pecho, produce que asociemos esos estados físicos a los pensamientos y momentos de ansiedad, consiguiendo que estos aumenten y empeoren.

Social: Lo que sentimos sobre nuestro ambiente, ya sea sobre lo que imaginamos que piensan de nosotros otras personas, como de lo que ocurre en el mundo exterior, también nos afecta a nosotros como personas individuales o como integrantes de un grupo social.

Esta forma de expresión social genera ansiedad porque consiste en algo que no podemos controlar. Aunque sí que podemos aceptar y comprender. Un ejemplo de este caso de contagio de la ansiedad es la reciente pandemia que hemos sufrido llamada Covid-19.

A continuación voy a describir como la terapia psicológica consigue que el paciente aprenda a afrontar la ansiedad.

Como controlar la ansiedad y los nervios

En una relación de ayuda psicológica para la ansiedad como las que realizo, yo como psicólogo y la persona que ayudo nos vamos concentrando cada vez más en los pensamientos de mi consultante. Y suele ocurrir que al cabo de un tiempo de plática el cuerpo vaya adoptando una postura relajada, que es típica en alguien que está relacionando sus pensamientos de una forma coherente y segura.

Parte de mi trabajo durante las sesiones consiste en ir pensando justo detrás de mi cliente, dándole la seguridad de que estoy pensando sus experiencias detrás de él o ella, y de que puede equivocarse o cometer errores en esos momentos pues nada va a salir realmente mal. O que, en palabras de un cliente que tuve, “puedo indagar en conocerme sin estar nervioso por lo que puede ir mal”.

¿Cómo la ayuda psicológica para la ansiedad actúa sobre las expresiones de ansiedad?

Como decía, el desarrollo normal de las sesiones de la terapia de ayuda psicológica disminuye de forma natural la activación fisiológica de nuestro cuerpo, y esto se consigue de una forma automática y natural.

A nivel cognitivo, durante una terapia psicológica se consigue que la persona preste atención a lo que siente, y que desee cada vez más decidir una forma de actuar para afrontar su sufrimiento. Es más, como estamos los dos atentos y concentrados en lo que va sintiendo, el consultante no tiene otra opción sino decidir sobre como actuar ante lo que siente.

A nivel cognitivo las relaciones de ayuda que practico establecen una forma segura y natural de reestructuración cognitiva.

Por supuesto que la que es para mí – y para la mayoría de psicólogos – la parte más importante de las que generan ansiedad, que es la social, también se puede fortalecer mediante terapia psicológica.

Lo primero porque la relación terapéutica en sí misma es una relación social, en la que dos personas interactúan intentando resolver las dificultades de una de ellas. Y esta relación por sí misma consigue que el cliente aprenda recursos tanto de la personalidad del terapeuta como de lo que aprende sobre sí mismo y sus creencias conforme avanza la terapia.

Y es que, lo que genera emociones conflictivas en un ámbito social no son las situaciones en sí mismas, sino las interpretaciones y pensamos que tenemos de ellas.

Por ejemplo un despido laboral es una situación intranquilizadora, y desde luego poco deseable. Pero siempre se puede afrontar de formas distintas. Es posible que sientas ansiedad y sofocación física, o puede que te sientas motivado por la posibilidad de empezar otro proyecto, o por volver a una situación laboral anterior.

Como voy diciendo una misma situación puede sentirse como una desgracia o como un cambio. Y esto suele ocurrir por la forma en la que manejamos la ansiedad.

Ejercicios para la ansiedad

Tengo que recalcar antes de mostrar algunos ejemplos, que en las sesiones de terapia no se debe seguir ningún orden preestablecido. Pues el mejor orden es el que cumple con las necesidades actuales del paciente, y que lo normal en una relación terapéutica con un psicólogo es que el psicólogo tenga capacidad para amoldarse a cada situación, consiguiendo que se produzcan cambios positivos, coherentes, seguros y duraderos en su cliente.

Después de esta aclaración voy a mostrar algunos ejercicios utilices de ayuda psicológica para la ansiedad.

Ejercicios interpretativos:

Consisten en realizar interpretaciones sobre lo que sentimos y deseamos, intentando que sean realistas y concretas. Ayuda mucho para interpretar por que sufrimos de alguna forma imaginar lo que pensaría otra persona que conozcamos cuando nos vea haciendo algo; Como se sentiría, como nos sentiríamos nosotros, y como cambiaría esa relación y la forma en la que nos vemos.

Pensamientos erróneos:

Consiste en darse cuenta de los pensamientos que te hacen sentir mal. Y de si son contradictorios o no en otros aspectos de nuestra forma de pensar, por ejemplo es muy común que aceptemos que “somos bondadosos” en una situación, pero en otra digamos que “somos realmente vengativos”. Y que esta contradicción en nuestra forma de definirnos nos haga sufrir por no poder adelantar nuestra forma de actuar, ni nuestra forma de ser.

Asociar deseos, creencias y experiencias entre sí:

Este ejercicio es por lo común la forma natural de actuar en las fases finales de la terapia, así como en las personas fuertes mentalmente durante su vida diaria. Consiste en alterar los pensamientos contradictorios, y se puede hacer porque eres consciente de tus deseos, creencias y experiencias. Tienes nuevas experiencias que hacen que evalúes tus creencias y que desees cosas distintas, es decir, este ejercicio consiste en adaptarse continuamente a la vida.

Exponerme a la emoción naturalmente.

Cuando sentimos ansiedad, normalmente esquivamos esa situación y esa emoción, esto pasa por que es difícil concentrarse en nosotros como una persona incluida en un grupo social y con unos problemas específicos. Esto es difícil porque requiere aceptar antes muchas cosas sobre nosotros, sobre nuestro contexto social, y sobre nuestro cuerpo, en otras palabras, requiere autoconocimiento.

Simular las situaciones temidas en un ambiente controlado con un psicólogo, mientras puedes al mismo tiempo relacionar todo lo que vas sintiendo, y recibir ayuda para experimentarlo primero, y desearlo después, consiste en la forma natural de exponerte a la situación temida.

En ocasiones es necesario exponerse a los estímulos temidos, si estos son específicos, aunque la mayoría de las veces son muchos estímulos que se relacionan entre sí, y la forma más segura de exponerse a ellos es hablando sobre ellos.

Psicoterapia para la ansiedad

Hay personas que han pasado por tratamientos psicológicos para la ansiedad y no han conseguido eliminar su malestar, esto suele ocurrir porque no encontraron una buena relación terapéutica con su psicólogo.

Es muy importante tu elección del profesional, y del tipo de terapia, tu salud es muy importante.

Por eso quiero recalcar que lo más importante para que la terapia psicológica para la ansiedad funcione es que se cree una buena relación terapéutica de ayuda, algo en lo que estoy completamente centrado, en realidad es mi pasión profesional como psicólogo. Y es que más del cincuenta por ciento de la eficacia de la terapia consiste en este aspecto, y no influyen tanto otros aspectos como el tipo de ejercicios que se realizan.

En mi terapia realizo un seguimiento mediante test para llevar un registro del avance psicológico. Utilizo un test que yo mismo he creado, y que puedes descargarte aquí. Con este auto registro también podrás hacerte una idea de en que medida necesitas ayuda psicológica para la ansiedad. Y desde aquí te animo a que te lo descargues y me comentes los resultados.

Por otro lado, en una terapia de ayuda psicológica para la ansiedad no basta con aplicar una técnica por sesión, sino que se tienen que realizar diferentes técnicas al mismo tiempo.

Por último, para mejorar nuestra salud mental tenemos que formar pensamientos adecuados a nuestra situación, nuestro cuerpo debe estar relajado y nuestras decisiones deben ser precisas y a ser posible tomadas durante una relación que nos dé seguridad. De esta forma podremos conseguir cambios duraderos que permitan reducir nuestro sufrimiento.

Psicólogo especialista en trastornos de ansiedad

Hablando de mí capacidad como psicólogo para tratar dificultades derivadas de la ansiedad, sé que al menos, es muy efectiva.

Realizo una terapia muy eficiente que suele conseguir mitigar el sufrimiento que genera la ansiedad. Empleo siempre técnicas basadas en tu evidencia, siendo la más efectiva para conseguir que en el mínimo tiempo posible seas cada vez más capaz de disminuir el sufrimiento producido por la ansiedad, y que este cambio sea duradero en el tiempo.

Ya que te he explicado que es esta mente primitiva e inconsciente la que activa el temor, la ansiedad o la sofocación. Debo también explicarte que el proceso que sana este sufrimiento consiste en comprender y aceptar conscientemente toda esta problemática.

Y es que si sigues chocando sin pensar conscientemente en tus emociones, no atenderás al origen de estas y no acabarás con tu sufrimiento.

La mayoría de los casos de ansiedad son tratados satisfactoriamente por profesionales de la salud mental. La ansiedad es el trastorno psicológico más extendido en todo el mundo, y la ayuda psicológica para la ansiedad la más demandada. En mi opinión una intervención de ayuda psicológica para la ansiedad debe de ser efectiva desde el primer día, y conseguir disminuir el sufrimiento del paciente lo antes posible.

¿Tienes alguna duda?, preguntame lo que necesites sobre tu problema particular y te responderé con un email contestándote.

Te contesto gratis y sin compromiso.